Si tienes un auto y deseas venderlo, es importante que entiendas que hacerlo de manera particular va a ser una labor mucho más complicada y engorrosa: vas a tener que movilizarte mucho más, vas a tener que negociar mucho más con las personas interesadas y vas a tener que hacer todos los otros procesos que harán de tu esfuerzo uno mucho más arduo y extenuante. Aunque ciertamente trae su propia serie de beneficios como cualquier procedimiento de venta, es mucho más recomendable que realices la venta de tu auto a través de una concesionaria porque te ahorras la mayoría de los esfuerzos de la venta personal y consigues la gran mayoría de sus beneficios. Además, te ahorras muchos inconvenientes y no tendrás que aplicar tanto tiempo en ello como podrías llegar a pensar.

Cuando te vayas a acercar a una concesionaria para llegar a un acuerdo para realizar esta venta en su domicilio, es importante que todo lo que se exprese en este acuerdo quede escrito para que ambas partes tengan una certificación de todo lo que se ha dicho y todo lo que se ha establecido. Ha habido reclamos en el pasado por la venta de autos en las que el dueño no ha salido beneficiado, por lo que es importante que todo quede escrito y valido para que no haya sorpresas. No dejes nada por fuera ni aceptes ningún “acuerdo de caballeros” ni nada por el estilo; cerciórate de que todo lo que se diga en esas negociaciones con la concesionaria esté escrito en papel y que de este manera podrás evitarte cualquier futuro inconveniente al tener una prueba física de todo lo que se dijo en su momento y todo lo que se acordó entre las partes involucradas en dicho tema.

Además de eso, es muy importante que tengas todos los papeles del auto en orden y que se los puedas suministrar a la hora de que ellos realicen la venta, para así pasárselos al dueño del vehículo y de los mismos. Para hacer una venta de autos se necesitan hacer muchos pasos y tener la documentación en orden es uno de los más importantes para poder evitar cualquier problema legal y debes hacerlo, sin importar la forma de venta que vayas a ejercer. Lo importante es ser transparente en estas cuestiones para que todo vaya por buen puerto; es por eso que las documentaciones son tan vitales para las ventas de los automóviles porque determinan la validez de la transacciones, le otorgan al dueño todos los derecho legales de propiedad del auto y deja un historial de todo lo que se ha hecho, sin que ningún dato quede al margen.

Una vez superada esta etapa de comprobación y de establecer términos, te darás cuenta que vender tu auto por concesionaria es la forma más confiable y exitosa para que puedas venderlo; es la que más se usa en todo el mundo y es la que es de mayor acceso para casi todas las personas. ¿Cuáles son sus ventajas? A continuación te dejamos algunas.

Es más rápido.

Ésta es una de las cosas más claras y una de las primeras de las que se da cuenta el interesado en vender el auto. Ya que la concesionaria va a lidiar con todos los trámites de la transacción, no vas a tener que invertir gran parte de tu tiempo para rastrear al comprador interesado, negociar con él o ella, etc., porque tendrás a un grupo de personas que se encargarán de ello.

El tiempo no es algo de lo que todos dispongamos y si la venta de auto que estás tratando de hacer es muy importante para ti (tal vez tengas deudas, tal vez tengas o quieras comprarte otro auto, etc.), entonces es una buena idea que trates de vender tu auto por concesionaria porque esta decisión te libra de todos los pasos de buscar clientes, comunicarte con ellos, reunirte con ellos y negociar todos los diferentes aspectos de la venta que puedan llegar a ser importantes.

No te engañes: las concesionarias saben esto muy bien y son los primeros en mencionar esta ventaja a la hora de hablar con personas en tu situación porque saben que se encuentran en una mejor posición. No significa que esto último tenga algo de malo; solamente te deja entrever que el tiempo debe repartirse bien y que podrías tomar peores decisiones que dejar la venta de tu vehículo a una concesionaria que te parezca de confianza.

Tienen más experiencia.

Probablemente sea tu primera vez vendiendo un auto, pero para la gran mayoría de las personas en una concesionaria no lo es porque se ganan la vida trabajando en eso. Los vendedores de las concesionarias comprenden mejor la mente de los compradores y cómo éstas funcionan tras haberlos tratado después de tanto tiempo; eso les permite negociar de mejor manera con ellos y obtener el trato que ellos desean. Mientras mayor sea la ganancia por la venta, mejor para ti y eso se consigue mediante una negociación inteligente donde sale a relucir la capacidad de una persona más acostumbrada a estas cuestiones. Es importante que tomes esto en consideración a la hora de pensar en cómo vender el auto porque a lo mejor te puedes topar con algún cliente que ya ha comprado un par de autos en el pasado y que tiene experiencia en esto de las negociaciones; tal vez incluso quiera aprovecharse de ti o tratar de sacar partido de tu falta de experiencia en esta área, por lo que siempre es recomendable poder trabajar con aquellas personas que conozcan más del asunto que tú. Esto no quiere que tú no eres capaz de hacer un buen trabajo, si decides hacer la venta de manera personal; millones de personas las han hecho y les ha ido bien haciéndolas. Lo que se está tratando de explicar aquí es que vender a través de concesionaria te permitirá dejar tu auto en las manos de personas más capacitadas y experimentadas en este campo que querrán sacar la mayor tajada posible de esta transacción, por lo que tratarán de conseguir el mejor trato posible para la venta de tu vehículo.

Hay garantía de pago en la venta de un auto.

Una de las problemáticas que se presentan al hacer una venta de autos de manera personal es que es muy informal y que puede producir muchos problemas puesto que dicha informalidad puede derivar en que tú salgas estafado. Sonará fuerte, pero es así: negociaciones como éstas pueden causar que alguna persona se interese en tu auto y te termine estafando o que no pague en su totalidad.

Vender por concesionaria es un método menos propenso a estafas y que te permite tener una cierta garantía de pago por la venta de tu vehículo. Si has tenido dudas con respecto a los beneficios que puedes obtener por la venta a través de concesionaria, éste es un pro bastante provechoso puesto que dicha concesionaria se va a encargar de tramitar todo el proceso para que el pago esté garantizado y así tú obtengas tu ganancia (y, naturalmente, ellos su comisión).

Si estás haciendo una venta de autos, es porque deseas obtener una ganancia, ¿no? Es de lo más normal del mundo y es una razón más que justificada para querer tener todas las garantías que puedas conseguir para asegurarte de que tendrás tu pago. Las concesionarias no son diferentes; ellos viven de comisiones y mientras más ventas hagan, mejor, así que pondrán de su parte para hacer la venta y que el pago de la misma esté garantizado, indiferentemente de la forma de pago que sea aplicada en ese momento. Siempre debes tratar de conseguir una garantía de pago, indiferentemente del tipo de venta que estés realizando; es una forma de asegurar la transacción y más en casos como éste donde se realiza una inversión muy importante por parte del comprador y en donde tú estás sacrificando algo que es muy difícil recuperar sin sustento económico (un auto). Una garantía de pago te ayuda con este objetivo y las concesionarias te dan dicha garantía.

Lidian con los reclamos del comprador.

Una de las partes más engorrosas y complicadas de todo el proceso de ventas es lidiar con los reclamos de los compradores porque éstos son capaces de ponerle un pero a todo hasta completar la transacción, complicando la venta hasta su final. Esto es normal y es una parte entendible del procedimiento, pero también puede llegar a ser un periodo bastante frustrante para el vendedor y puede complicar a cualquiera; por eso es recomendable trabajar con una concesionaria para poder evitar estos percances. El vendedor de concesionaria debe responder a todas las dudas, interrogantes y reclamos del comprador, demostrando así la capacidad de dar garantías a todo lo que suceda una vez que se haya completado la transacción y toma un cierto grado de responsabilidad en lo que a dicha transacción se refiere. Esto es bastante bueno para el dueño del auto para que no tenga que lidiar con estos problemas.

Si bien es cierto que vender cualquier tipo de objeto o mercancía requiere un grado de paciencia y entendimiento para con el comprador, hay momentos donde te toparás con personas que querrán propasarse de la línea y complicar un proceso que de por sí puede llegar a ser un tanto complicado y extenso para que ambas partes queden contentas; no hay necesidad de complicarlo aún más con reclamos o discusiones que no necesitan ser alargadas. Tener a alguien más, en este caso los vendedores de la concesionaria, involucrado en la venta y que va a tratar directamente con todas las dudas e interrogantes del cliente te libran de todos los posibles inconvenientes y problemas de tiempo que se pudieran presentar en tu vida.