Los automóviles se han convertido en una muy buena opción en las casas de empeño. Es uno de los bienes que pueden ser empeñados y de los que se puede obtener una buena ganancia, pero debes entender mucho antes de empezar este tipo de transacciones que hay que cumplir con una serie de requisitos y que tu auto debe contar con un listado de elementos para poder cumplir con lo que se está exigiendo; esto se hace en pos de que el vehículo se encuentre en las mejores condiciones posibles para poder ser empeñado de la mejor manera posible.

Un empeño es una transacción delicada y que debes hacer con la mayor seriedad posible, tratando de que todas las partes involucradas se sientan a gusto con lo que se está realizando y que no haya ningún inconveniente con el préstamo que se va a realizar.

Para que el empeño de autos funcione sin ningún problema, es recomendable que tu auto tenga las ocho cosas que vamos a señalar a continuación:

Seguro.

Si vas a realizar el empeño de tu auto, entonces es esencial que lo asegures para poder evitar complicaciones. Mientras esté transcurriendo el tiempo en el que se realiza el pago del préstamo, es muy importante que tu auto tenga un seguro que pueda cubrir cualquier daño que se pueda producir, ya sea por algún error manejando, por los accidentes automovilísticos y cualquier otra eventualidad que pueda suceder.

Es perfectamente entendible que quieras conseguir más dinero, sea por simple deseo o por el hecho de que tal vez lo necesites para poder solventar algún problema económico, pero tienes que tomar las decisiones que mejor te convengan en este tipo de situaciones y proteger a tu vehículo de cualquier accidente y/o daño que pueda llegar a padecer. Tener el auto asegurado también es una buena señal para las casas de empeño porque deja entrever que te has tomado la molestia de proteger a tu auto en el caso de posibles eventualidades; es una decisión muy inteligente si deseas hacer préstamos con tu auto y es una muy buena manera de no tener que hacer gastos importantes de reparación en el caso de que ocurra algún accidente indeseado. Aunque tal vez te cueste un poco poder realizar este paso, dependiendo de tu situación económica, es muy recomendable que lo hagas porque va a ayudarte a realizar el empeño.

Documentación.

Las diferentes casas de empeño y prestamistas tienen diferentes exigencias para empañar tu auto, por lo que es importante que tengas toda la documentación al orden para no sorprenderte o que no puedas realizar la transacción porque te faltó éste o aquel documento. Así que antes de comenzar a hacer esto, asegúrate de tener todos los papeles en orden y, en el caso de no tenerlos, comienza el proceso para obtener los que te falten para que de esta manera todo se ponga en orden y puedes hacer el préstamo sin ningún problema. Todos los documentos que pueda exigirte cambian de una casa de empeño a otra, pero normalmente piden los papeles más típicos: registro, credencial oficial vigente, factura del auto, los impuestos respectivos, patente, placa, entre algunos otros que nos dejamos en el tintero. Verifica que tu auto cuenta con todas estas documentaciones y trata de conseguirlas en el caso de que no las tengas; debería ser bastante sencillo en el caso de que hayas comprado tu auto a través de una concesionaria y, en el caso de que lo hayas adquirido por otra vía, pídele a la persona que te lo haya vendido que te facilite las documentaciones que te estén haciendo falta. Como hemos dicho, la documentación puede llegar a variar dependiendo del estado o la casa de empeño en la que se encuentre, así que trate de indagar al respecto preguntándole a las personas necesarias para saber qué es lo que va a necesitar. Los procedimientos para prestar un auto pueden llegar a ser muy minuciosos, por lo que debes ser igual de minucioso y cumplir con cada una de las exigencias que puedan realizar para hacer de este procedimiento lo menos complicado posible y que puedas cumplir con tu objetivo.

Libre de multas, sanciones, etc.

Muy bien, tal vez ésta no sea algo que tu auto deba tener, sino más bien algo que no deba tener y que debes verificar en el caso de que desees hacer una solicitud de préstamos para autos. ¿Por qué decimos que debes verificar? Ha habido casos de personas que no han podido realizar sus transacciones porque sus autos (y, obviamente, ellos mismos) cargaban con sanciones que no habían pagado por olvidadizos o simplemente por irresponsables, resultando en que préstamo como tal. Por lo tanto es recomendable que le des una mirada a tu historial como conductor y te asegures de que no haya multas por exceso de velocidad, sanciones por accidentes automovilísticos, etc. Si el encargado de la casa de empeño se da cuenta de que está tratando con alguien que no tiene un buen record como conductor, que no es va a negar tu solicitud.

Lo peor que puedes hacer en estas situaciones es tratar de ocultar cualquier posible infracción que hayas cometido porque eso significa traicionar la confianza de las personas con las que vas a hacer transacciones, lo que va a derivar en que tal vez no puedas volver a trabajar con ellos y eso puede serias consecuencias en tus planificaciones. Si has sido multado, hazlo saber a las personas que trabajen en la casa de empeño y trata de explicarles para ver si pueden llegar a un acuerdo; en el caso de que no pueda ser así, deberás aceptarlo y seguir con tu vida porque no vas a ganar nada intentando ocultar la verdad porque, si llegan a descubrir que has estado mintiendo, puedes estar arruinando una muy buena  estar completamente pagado. Nada de cuotas impagadas o de cuotas por pagar. No, el auto debe estar completamente pagado y debe pertenecerte en su totalidad para que puedas realizar estas transacciones de préstamo de auto; si no has pagado el auto por completo, entonces proceso porque no va a terminar bien.

Las casas de empeño no suelen ser muy aficionados a la idea de tener que trabajar con un auto que aún está pendiente de pago o que le pertenece a una persona que está incumpliendo con sus respectivas cuotas; transmite una sensación de irresponsabilidad y puederceros que pueda involucrarse en el asunto.

No trates de evitar este procedimiento, por más necesitado que puedas llegar a estar de dinero porque eso no te va a ayudar en nada. Es más, en este tipo de negocios se trabaja mejor con mucha honestidad y es recomendable que te mantengas así porque un auto empeñado no es un juego y debes manejarlo con la ;

Tener menos de 10 años de antigüedad.

Por las leyes establecidas en el estado mexicano, no se pueden empeñar autos que tengan más de 10 años de antigüedad, por lo que es importante que estés consciente de este detalle antes de realizar el préstamo. Si lo compraste en una concesionaria, entonces no tendrás muchos problemas; si conseguiste el auto de alguna otra forma y no estás seguro de cuánto años deberás averiguarlo para no llevarte ninguna sorpresa. Como dijimos en el caso de las sanciones, es mejor que no trates de ocultar la antigüedad de tu auto porque cualquiera puede hacer una investigación por internet y darse cuenta de que has estado mintiendo acerca de esto y eso puede cortar las relaciones de negocio. Sé sincero y si no puedes cumplir con sus exigencias, bueno, entonces no van a haber needa llegar a sonar.

Referencias personales.

Esto es uno de los pasos más importantes puesto que es una manera en la que la casa de empeño podrá cerciorarse de que están lidiando con una persona profesional y que cumple con su palabra; las referencias personales permitirán revelar mucha información que les hará sentir quey que no va a pasar ningún imprevisto sorpresivo con respecto a ti.

Aunque suele variar, casi siempre se exige un mínimo de tres referencias personales, así te recomendamos que elijas a aquellos conocidos que podrán mostrar tu lado más confiable y que les permitirá a los de la casa de empeño saber que están trabajando con alguien de bien. Trabajar con autos, sean ventas o préstamos de autos, es un área bastante delicada porque el individuo interesado en tenerlo tiene que realizar un gasto importante y no quieren enterarse desulo en malas condiciones y que no cumple con lo que el dueño había dicho.

Sé sincero y verás como todo saldrá bien en estos procesos. Y elige a personas de confianza que sabes que van a saber referenciarte y darles las mejores respuestas posibles; no elijas a nadie que pueda reaccionar de mala persona o que deje a las personas de las casas de empeño pensando que están lidiando con alguien que no es de fiar. Todo lo contrario, debes hacerles ver qon quien van a querer trabajar.

Copia de la llave de tu auto.

Esto es esencial para poder hacer un préstamo porque sin la llave, ¿cómo va a conducir la persona? Por supuesto, eso tampoco significa que vas a dar la que tienes porque entonces te quedaríaerás hacer una copia para poder entregar a la persona que quiera hacerse con el auto. Es importante que entiendas esto: no eres el único del que pueden desconfiar en este proceso y medidas como ésta te permiten hacer prevenciones en caso de que quien tome el auto no sea de fiar o quiera hacerse con el auto para no devolverlo, cosa que ha pasado con mayor asiduidad de la esperada. Por lo llave original para siempre contar con un respaldo en el caso de que suceda lo indeseable. Esto es una de las medidas de seguridad más importantes para evitar muchos imprevistos y que debe ser acatada para que no hayan eventualidad a esta transacción de ninguna forma.

Ser de un modelo acorde a las exigencias.

Las casas de empeños no ponen requisitos solamente a las personas que quieren realizar los procedimientos de préstamo con sus autos, sino también en los autos mismos. Existen muchas casas de empeño que solamente tras de un cierto año en adelante, como el 2009, por decir un ejemplo, o en cualquiera otra fecha similar. Si no eres muy bueno en eso de identificar los modelos de los autos, simplemente revisa los papeles que obtuviste de la concesionaria cuando hiciste la compra o, en el caso de que lo hayas obtenido por cualquier otra vía, pregúntale a la persona que te lo haya vendido para que te diga la fecha de fabricación, en el caso de que no la sepas o que se te haya olvidado. Y si no puedes averiguarlo por una de esas dos vías, entonces trata de investicar el modelo porque en el caso de que no cumpla con este requisito no te lo van a aceptar de ninguna forma. Las casas de empeño trabajan con normas muy específicas para cada una de ellas; la gran mayoría comparten muchas de estas normas, pero algunas tienen sus peculiaridades que deberás cumplir para que el proceso fluya de la mejor manera posible. No trates de ocultar nada ni de falsificar información porque ellos mismos harán sus procesos de revisión y el que puede salir mal parado en dicho proceso eres tú y solamente tú, así que haz tu mejor esfuerzo para evitar esos problemas innecesarios.