Algo que nos caracteriza a los mexicanos además del mole y las enchiladas, sin duda alguna, es el Impuesto de la Tenencia Vehicular, y es que el pagar esta cuota conlleva toda una historia.

¿Alguna vez has tenido la curiosidad de saber por qué o cómo fue que surgió la tenencia vehicular en nuestro país?

Por desgracia, esto no es una leyenda o un mito, sino que es nuestra realidad hasta hoy en día. En realidad todo comenzó en 1962 bajo la orden del presidente en turno, Adolfo López Mateos, quien lo propuso como algo temporal con fin de financiar los Juegos Olímpicos de México que se realizarían en el año 1968, sin embargo, esto no sucedió así, ya que este impuesto llego a los mexicanos para jamás irse.

Este impuesto se sigue pagando después de 40 años que fuera decretado, y el dinero recaudado se destina y se pone a disposición de los estados donde se cobra la tenencia vehicular. A pesar de esto, existen otros estados que lograron deslindarse y eliminar estos impuestos, así que si ya no quieres pagar tu tenencia vehicular, bien podrías irte a vivir a Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Colima, Michoacán o a Jalisco, entre otros.

 

La historia de la Tenencia Vehicular en México

El pago por la Tenencia Vehicular fue estipulado en un Artículo en la Ley de Ingresos, después de que México ganara la sede oficial, llego a formalizarse ya como una legislación propia y por una duración de dos años. Diez años después, algunos estados y municipios se vieron beneficiados con esto, y recibían una comisión del 30 %, y en la llegada de los años ochenta lograron ayudar otras crisis del país, ya que se comenzó a incluir el pago de Tenencia también para las motocicletas, aviones, helicópteros, yates, y hasta para los esquíes acuáticos. Así que de ser un simple impuesto, se convirtió en un ingreso local de suma importancia.

Para los años 60’s, estas cuotas cubrieron los gastos de las Olimpiadas con gran éxito y anticipación. Según un reporte financiero que dio el Comité Organizador de los juegos Olímpicos en México y que fue presidido por el señor Pedro Ramírez Vázquez, dijo que se sumó un aproximado de 2 mil 198 millones 800 mil pesos para el fin de estos juegos.

No obstante, cabe mencionar que el Comité Organizador declaró que el monto neto del subsidio federal para los Juegos Olímpicos, solo fue de 710 millones 100 mil pesos. Con ese recurso fiscal se cubrieron todos los gastos que se generaron por esta fiesta deportiva de la Olimpiada Mexicana, o al menos, esa fue la cantidad declarada ante la Hacienda pública.

Esto nos resta un 1 488 millones 800 mil pesos del financiamiento recaudado por el pago de la Tenencia Vehicular, y que fueron recuperados por el pago de la construcción de diversas obras públicas e instalaciones nuevas.

Los orígenes del impuesto

De esta forma, el impuesto que debemos pagar por tener un auto en México, se hizo una increíble y efectiva manera de recaudación fiscal, ya que en estos tiempos se ha vuelto creciente, la gran mayoría de los ciudadanos tienen al menos un automóvil, digamos que el pago de la Tenencia vehicular es un flujo de dinero interminable. Tan solo el parque automovilístico se ha incrementado desde hace 9 sexenios, pasando por Gustavo Díaz Ordaz, por Luis Echeverría, Miguel de la Madrid, por José López Portillo, Salinas de Gortari, seguido de Ernesto Zedillo, Fox, Felipe Calderón y hasta hoy en día con Enrique Peña Nieto.

Incluso sabemos por la SHCP (Secretaría de Hacienda y Crédito Público), que tan sólo en el año 2007 se obtuvo una enorme recaudación de ese año gracias al pago de este impuesto, fue un rubro que sumo aproximadamente 19 mil 235 millones de pesos, y esto en base a las reglas que se actualizaron para los estados que cobran la Tenencia Vehicular. Los 32 Estados Federativos al participar, recibieron como pago por este concepto, la cantidad de 20 mil 245 millones de pesos.

¿Se puede anular la Tenencia Vehicular?

En alguna ocasión el ex gobernador de Convergencia José Lobato Campos, comenzó una campaña que intentaba anular el pago de la Tenencia Vehicular, ya que estaba en contra de que todavía se tuviera que pagar dicho impuesto por otros 3 años, alegando que era un impuesto corrupto. Lobato decía que si existían 25 millones de autos en la Ciudad, bien hubieran podido recaudar montos de 40 mil o hasta 50 mil millones de pesos, cantidad que estaría equitativa y aun así resultaría con una tasa promedio de 600 pesos y no el monto de 770 pesos que hoy tiene la captación actual.

Además sostenía firmemente que no se recaudaba lo que se debería cobrar, ya que sabían que hasta había trabajadores que extendían sus propios recibos. Con esto, se dedicó a repudiar este tributo, haciendo comentarios y hasta poniendo ejemplos tales como el comparar pagar esta tenencia con el pagar por los zapatos que tenemos, televisores o estéreos. Uso de ejemplar a Antonio López de Santa Anna, quien cobro impuestos por las puertas y ventanas que se tenían, asegurando que era algo ridículo, de por sí, el tener un auto en México ya conlleva pagar diversos impuestos establecidos, y la verdad es que hasta el día de hoy, muchos lo pensamos así.

 

Muerte a la Tenencia Vehicular

El 2007 fue sin duda, un año de controversias, iniciadas gracias al impuesto que pagamos por poseer un auto, incluso un diputado en turno de este mismo año fue Javier Hernández Manzanares, quien inicio la propuesta y campaña que algunos conocían como “Muerte a la Tenencia”, ya que argumentaba que era un cobro ilegal y sin fundamentos.

También señalaba que los gobernadores de ese tiempo, no estaban de acuerdo con que se les quitaran a los ciudadanos un ingreso por este concepto, argumento que ellos podían solventar esto y mejorar su captación al combinar los impuestos que cobraban por la verificación de autos o por el cambio y renovación de placas vehiculares.

Este par se unió para reprobar totalmente que los gobiernos estatales sostuvieran y mantuvieran el ámbito local de estos pagos, tanto el Senador José Luis Lobato, como el diputado Javier Hernández Manzanares decían que con estos montos impuestos a los mexicanos, se podrían pagar otros Juegos Olímpicos en nuestro país y hasta más.

 

Datos históricos del pago de la Tenencia Vehicular en México

  • La Tenencia Vehicular fue un impuesto que nació mucho antes de que nuestro país se comprometiera a organizar y patrocinar los Juegos Olímpicos de hace más de 50 años.
  • La ley de ingresos entra en acción el 1 de Enero del año 1962, el cual incluía el cobro del uso de vehículos o lo que conocemos como la tenencia vehicular.
  • El día 7 de Diciembre de 1962 (6 años antes de los Juegos Olímpicos), México confirmaría ante el COI que nuestro país sería la sede oficial de las Olimpiadas de 1968, y que además conllevaría la responsabilidad del financiamiento de éstos.
  • La ley del Impuesto a la Tenencia Vehicular y al uso de Automóviles, entra en vigor el dia 28 de Diciembre del año 1962.
  • El Comité Organizador de la XIX Olimpiada de 1968 en México se logró constituir el día 28 de Mayo de 1963.
  • En Baden- Baden Alemania, México es oficialmente designado como Organizador de la XIX Olimpiada de 1968.
  • En Diciembre del año 1974 el Congreso decide reformar la ley para poder otorgar el 30% de la participación a la Ciudad de México y a los Estados Federativos.
  • Para Diciembre del año 1977, se crean reformas a la Ley para inhabilitar el impuesto de la Tenencia para los autos que tienen un alto consumo de gasolina.
  • El 1 de Enero del año 1981 se revoca la Ley que se había establecido el 28 de Diciembre de 1962, esta se sustituye por otra Ley acerca de la Tenencia vehicular o uso de autos donde se incluyen aviones, helicópteros, yates, motocicletas, entre otros.
  • Para Diciembre del año 1981 se aplica la tasa cero para los autos que tienen más de 10 años de antigüedad y en cambio se les cobra un impuesto local.

Años 2000

  • El 1 de Diciembre del año 2004 se aplicó una tasa preferencial solo para los autos eléctricos del país.
  • Sería el 29 de Noviembre del año 2007 cuando se decidió aumentar las tarifas para las nuevas motocicletas, alcanzando un valor de hasta casi 200 mil pesos.
  • El 21 de Diciembre del año 2007 se abrogo esta Ley del Impuesto a la Tenencia Vehicular o Uso de Autos, a partir del dia 1 de Enero del 2012.
  • En 2017 se abrió un subsidio para el pago de este Impuesto.

El denominado impuesto de ‘”platino”

Y es que realmente pocos impuestos son tan efectivos y tan enriquecedores, como lo es el pago de la Tenencia Vehicular en México. Tan solo aquí te mostramos como es que fue en aumento desde el año 2000 al año 2007 para que podamos tener una idea de lo que representa este impuesto en números.

Recaudación en millones de pesos por año.

  • 2000- $ 8, 437.4 pesos.
  • 2001- $ 10, 377.9 pesos.
  • 2002- $ 11, 747.4 pesos.
  • 2003- $ 12, 385.4 pesos.
  • 2004- $ 13, 007.9 pesos.
  • 2005- $ 14, 516.4 pesos.
  • 2006- $ 17, 689.2 pesos.
  • 2007- $ 19, 235.0 pesos.

Todos los conductores deben de pagar por cada auto lo siguiente:

  • Cuando compramos un auto de agencia, sabemos que su costo suele ser un poco más elevado, no sólo por ser nuevo, sino que también estamos pagando el IVA (Impuesto al Valor Agregado) que es aplicado por los materiales y piezas que son ensamblados en el auto.
  • Impuesto por el pago de derechos para poder tener las placas de nuestro auto.
  • Pagamos una cuota para obtener la tarjeta de circulación
  • Pago para la colocación de calcomanías o renovación de éstas.
  • Pago para tener la Licencia de Conducir.
  • Pagamos el IVA que se aplica en las pólizas de Seguros contra accidentes o robos.
  • Se cobra un impuesto por la verificación de emisión de contaminantes.
  • El cobro de la “baja” del auto después de que se vende y se realiza el cambio de propietario.
  • Pago de renovación y cambio de placas.

¿Estas tenencias se pagan también en otros países?

Hoy en día, sabemos que México no es el único país que tiene que cubrir este gasto. En España se paga un gravamen municipal de rodaje para los autos que son aptos para conducir en vías públicas, no importa su modelo ni categoría. La cantidad que deben pagar los ciudadanos es impuesta generalmente por los ayuntamientos, variando en base a factores como el año y el cilindraje del auto.

Chile también se suma a este tipo de impuestos, pagando un permiso de circulación para conducir en las calles de este país de forma legal; los montos a pagar se establecen dependiendo del precio estimado del auto.

En Holanda, se creó un impuesto llamado “verde”, el cual llega a ser un tanto en pro del medio ambiente, y  el objetivo de pagarlo es para ayudar y hacer que se reduzcan las emisiones de dióxido de carbono, además del tráfico de autos que hace que se eleve el grado de contaminación. El Gobierno de Holanda sustituyo el gravamen de matriculación para dar paso al de una tasa de kilometraje, esto es lo que hace realmente su aportación, ya que se redujo un 10 % menos de dióxido en este país desde el 2012.

Estas cuotas se pagan en los primeros 3 meses de cada año, cabe mencionar que los montos son variantes, ya que dependen de la base de las características de cada auto, desde el tipo de modelo, la marca, el año de fabricación, la versión o presentación de éstos, y hasta el precio del automóvil. Los precios de estos impuestos se miden gracias a la utilización de tablas y aplicaciones de porcentajes, los cuales se actualizan cada año.

 

Ahora sabemos el origen de la Tenencia Vehicular y tenemos una mejor idea del porqué, y hacia dónde va todo ese dinero.